La raó desvalguda


Joan-Carles Mèlich proposa en el seu llibre La fragilidad del mundo [1] una anàlisi filosòfica del món actual emprant una raó adaptada als nous temps: la raó desvalguda. Fem-ne un seguiment per esbrinar d’on prové el qualificatiu d’aquesta raó.

Foto coberta:
The tall windows de Wilhelm Hammershøi

L’autor inicia el seu assaig partint d’una cita de Fenomenologia de la percepció de Maurice Merleau-Ponty: “La vertadera filosofia consisteix en aprendre de nou a veure el món”. Per a aquest aprenentage proposa  tres requisits:

  • Situar-se més en l’àmbit de la sabiduria i no tant en el del coneixement
  • Abandonar el règim excessivament estricte que marquen les disciplines
  • Donar-se compte que no tot depèn de nosaltres. El món és indisponible

En les seves paraules:

“Ahora bien, vivimos en una época rica en conocimiento y pobre en sabiduría. Saber no es conocer. El conocimiento atrapa el mundo en categorías, en fórmulas y en conceptos. La sabiduría, en cambio, abandona las garras del concepto y se abraza al fluir de la metáfora. La sabiduría posee un “tono menor” de verdad que surge de la lectura de los grandes textos venerados de la filosofía, de la literatura, del arte, de la música y del cine.” Pàg. 13-14

“Los humanos tenemos pavor de todo aquello que no está bajo nuestro dominio, por eso inventamos “sistemas simbólicos” de regulación y colonización del mundo (teológicos, políticos, económicos, tecnológicos). Sin embargo, todos esos sistemas no deberían olvidar algo fundamental, algo que atañe a la finitud: lo inapropiable.
Educar en ese límite, en la pobreza necesaria para existir, educar en la vergüenza para conseguir que la arrogancia –tan afín a la condición humana— sea desechada, es imprescindible para que el mundo no termine desempalabrado para siempre. El latido del mundo es su fragilidad. Sin ella, el universo y la naturaleza seguirían existiendo, pero no así el mundo.”  Pàg. 15

De manera que els tres requisits es poden reformular:

“Lo que se sostiene en este ensayo es que para aprender de nuevo a ver el mundo hay que habitarlo, y sucede que los discursos de la metafísica no permiten hacerlo en su radical ambigüedad. Aquí propongo pensar la condición humana desde las palabras prosaicas de una “razón desvalida” y, de ese modo, abrir una débil puerta al fluir del tiempo. ” Pàg. 16

Però què entenem per món i per què és fràgil?
Després d’un recorregut per la història de la filosofia i del què alguns filòsofs en pensen conclou:

“El mundo no es el espacio. Tampoco es el universo, ni la naturaleza. Es una gramática. Venir al mundo es heredar una gramática. Entiendo por gramática una “organización articulada de la percepción, la reflexión y la experiencia” a partir de signos, de símbolos, de normas y de gestos. Habitar el mundo es interpretar una gramática. El mundo es siempre un mundo interpretado. Pero en esa gramática yace la incertidumbre, porque no lo es todo, porque hay una otredad, una alteridad o una extranjeridad que no se puede dominar. Hay un “afuera”. ” Pàg. 55

“Nadie puede existir sin el mundo. Pero a esa idea hay que añadir otra, a saber, que a una condición vulnerable y deseante le corresponde un mundo en el que irrumpen preguntas que no son simples enigmas, que resultan auténticos misterios existencials. Ese es el mundo que habitan los humanos, el único que de facto pueden habitar, un mundo que se caracteriza por su extrema fragilidad.”  Pàg. 67

I en què consisteix doncs aquesta “raó desvalguda”?

“Habitar significa, para decirlo con Lluís Duch, “empalabrar”, pero para pensar en qué consiste “empalabrar el mundo” es necesario abandonar las redes de la “razón pura” (sea teórica o práctica), que no es otra cosa que una razón descorporeizada, y tener el coraje de abrirse a una corpórea, a una razón desvalida.” Pàg 72

“Lo que la perspectiva de la razón –en general me refiero a la metafísica, y en especial a la instrumental o tecnològica actual—ha producido es una visión “impoética”, esto es, clara y distinta de la vida, una visión que provoca la negación de la vida como “existencia”…
… A esa razón corpórea o poética, la llamo, con la ayuda de María Zambrano, “razón desvalida”. No se trata de una razón pura o transcendental; al contrario, es una razón encarnada, que duda y titubea; pero no es débil… Una razón desvalida es la que no ha superado el estado de provisionalidad, y no lo ha hecho porque es imposible hacerlo, porque lo provisional es uno de los aspectos de la finitud humana.” Pàg. 74-75

El terme desvalgut, segons el DIEC2, vol dir no poder-se valer sinó de l’ajut o socorriment dels altres. Mèlich ens confessa que manlleva aquesta expressió de María Zambrano. Però no ens diu exactament de quina obra de la filòsofa la treu.
Resseguint l’obra de María Zambrano i el que s’ha escrit sobre ella, trobem que un tema recurrent seu era la condició desvalguda de l’home [2]. Destacaríem al respecte dos llibres seus preferentment.
El primer Filosofía y poesía, 1939 [3] on contraposa aquests dos conceptes:

“En la poesía encontramos directamente al hombre concreto, individual. En la filosofía al hombre en su historia universal, en su querer ser. La poesía es encuentro, don, hallazgo por gracia. La filosofía busca, requerimiento guiado por un método” [Zambrano, María. Filosofía y poesía. Pàg. 13]

Per a Zambrano el filòsof clàssic busca la veritat que ha de ser única. El poeta, en canvi, també la busca, però la que troba és heterogènia, és sempre una unitat incompleta.

“…y el poeta lo sabe y ahí está su humildad: en conformarse con su frágil unidad lograda. De ahí ese temblor que queda tras de todo buen poema y esa perspectiva ilimitada, estela que deja tras de sí y que nos lleva tras ella; ese espacio abierto que rodea a toda poesía.” [Zambrano, María. Filosofía y poesía. Pàg. 22]

En aquests fragments comencem a veure la dualitat que proposa la filòsofa i que el nostre autor comparteix:
la dicotomia entre raó filosòfica (clàssica) i raó poètica. Una que lluita per superar la fragilitat i l’altra que és en ella on té sentit habitar.

Tanmateix és en un llibre immediatament posterior, El pensamiento vivo de Séneca, 1941, [4] on apareix el qualificatiu que recerquem per a la raó. Parlant dels estoics i el seu afany per a la consolació dels mals i les penes que comporta la vida humana, es pregunta si pot ser assinar aquesta tasca als filòsofs i es respon que sí.

“Es la filosofía, la razón compadecida de la condición desvalida del hombre”[Zambrano, María. Séneca. Pàg 35]

En aquest mateix llibre hi ha un capítol dedicat a la raó desvalguda, pàg. 36-46, on contextualitza el paper de les corrents filosòfiques durant l’Imperi romà. En aquella època veu la filosofia en una tasca més propera a la religió o la psicologia, com un retorn a una època anterior a Plató i Aristòtil.

Unes pàgines més endavant, parlant del suïcidi i la resignació del personatge, diu:

“Séneca no tenía en parte alguna a nadie a quien pedir cuentas. La razón impersonal no deja lugar a pregunta alguna acerca de sus injusticias. Vivía en la desolación total de quien acepta la razón por entero y luego la encuentra desvalida. Desvalida como se encuentra siempre la razón natural, cuando la misma naturaleza la desmiente. La razón natural, la razón que no se diferencia de la vida, coincidente con ella y que por lo mismo no sirve para explicarla, ni para trascenderla; todo lo más para soportarla.” [Zambrano, María. Séneca. Pàg 82-83]

I acaba

“Séneca era oficiante de la razón mediadora, relativista. Y de ahí que su pensamiento esté vivo, y más que su pensamiento su imagen, su figura en todos los tiempos en que la razón, sin fe, quiere mediar entre un irracional mundo y su puro reinado abandonado. Séneca aparecerá vivo siempre que ante la inexorabilidad de la muerte y el poder humano se encuentre, entre una fe que se extingue y otra que llega, una Razón desvalida.” [Zambrano, María. Séneca. Pàg 85]

 

Tornant al llibre de Mèlich no trobem, a part de la ja comentada, cap menció més a María Zambrano.
Pel que fa a Sèneca també en trobem una a la pàg.191, referent a la postura estoica davant la mort, de la seva obra: Sobre la brevedad de la vida, el ocio y la felicidad.
I pel que fa a la filosofia estoica i la resta de filòsofs d’aquest corrent, comenta més d’una vegada la tasca de cura o suportament del patiment que duien a terme aquests pensadors i que ara cal tenir present

“Una razón desvalida se sabe “desvalida” porque no puede dar respuestas absolutas, o apriorísticas, para hacer frente a algunos estados de ánimo que en ocasiones irrumpen y desestructuran la percepción del mundo. Hay, como mínimo, tres estados que es necesario pensar con calma. La angustia, la melancolia y el pánico. ” Pàg. 75

L’obra del nostre autor segueix el seu análisi en diferents àmbits referits sempre a la fragilitat del món i al paper de la raó.
En l’esfera política posa com exemple un comentari molt sucós sobre el llibre de Carl Schmitt El concepto de lo político:

“A diferencia del dominio de lo moral, que funciona según la distinción “bien/mal”, o de lo estético, que hace lo propio a partir de “bello/feo, o de lo económico, cuya lógica es la de “rentable/no rentable”, la lógica política actúa a partir del par “amigo/enemigo. Pero lo decisivo del pensamiento de Schmitt no es únicamente el descubrimiento de esa lógica sino algo más importante, a saber, el hecho de que “el enemigo político no necesita ser moralmente malo, ni estéticamente feo; no hace falta que se erija en competidor económico, e incluso puede tener sus ventajas hacer negocios con él. Simplemente es el otro, el extraño, y para determinar su esencia basta con que sea existencialmente distinto y extraño en un sentido particularmente intensivo”.” Pàg. 119

En l’esfera de la seducció de la tecnologia i de la pressa sempre presents en el nostre temps; així com el tema de la pèrdua dels rituals, trobem un ressò de les paraules de Byung-Chul Han i la seva crítica al món actual. La bibliografia general final de l’obra de Mèlich inclou dos títols de l’autor surcoreà germànic:

  • Psicopolítica ; neoliberalismo y otras formas de poder, 2014
  • La sociedad de la transparencia,  2013

Del segon ja hem comentat en un altre lloc d’aquest blog [5] els problemes que comporta un excés de transparència. Mèlich en fa  una menció explícita:

“En este sentido, el filósofo surcoreano Byung-Chul Han sostiene que lo que hace la transparencia es eliminar lo otro, lo extraño, lo distinto. La sociedad totalitaria es una sociedad transparente porque opera según el imperio de lo igual, de lo idéntico, de lo mismo.” Pàg 145

Acabem amb alguns dels darrers fragments sobre la raó desvalguda en el llibre de Mèlich

“Lo que la razón desvalida –esa racionalidad impura, finita y corpórea, que es la única a la que los humanos tenemos acceso—nos muestra es que no hay existencia sin mundo, y que habitar el mundo es habitar su fragilidad, su infinito desarraigo, su incertidumbre y su malestar.”Pàg 157

Frente a la razón ilustrada, la razón desvalida; frente al bien, la bondad; frente a la dignidad, la compasión; frente a la conciencia tranquila y el deber cumplido, la vergüenza. Pàg. 212

Malestar i vergonya, situacions a les que també ha d’enfrontar-se la raó contrarestant-les amb l’acceptació de límits a la certesa i del rebuig a la supèrbia del coneixement. Un bany de realitat i humilitat que fa que el nostre món sigui fràgil i la nostra raó desvalguda, sí, però també més humana.

 

 

Joan-Carles Mèlich María Zambrano Sèneca

Bibliografia

[1] Mélich, Joan-Carles. La fragilidad del mundo : Ensayo sobre un tiempo precario. Barcelona : Tusquets, 2021. (Condición humana ; 9). ISBN 9788490669280

[2] Lizaola, Julieta. La condición desvalida del hombre. Signos filosóficos. 2003, número 9, enero-julio, 53-60

[3] Zambrano, María. Filosofía y poesía. Madrid : Ediciones de la Universidad Alcalá de Henares : Fondo de Cultura Económica, 1993. (Biblioteca Premios Cervantes). ISBN 8437503353
1a ed. Mèxic, 1939
Ed. corregida per l’autora 1987

[4] Zambrano, María. Séneca. Madrid ; Siruela, 2002. (Biblioteca de ensayo Siruela). ISBN 9788478442249.
Ressenya Casa del Libro
Google Books  (selecció Capítulo la razón desvalida
Edició original amb el títol: El pensamiento vivo de Séneca, 1941

[5] La negativitat generadora de coneixement i acció. Ambidireccional. [Blog] 31/10/2021

 

Altres ressenyes i bibliografia d’ampliació

[6] Pérez Téllez, Javier Eduardo. La razón desvalida : poder y libertad en la obra de Robert Spaemann. Phainomenon. 2022; 21 (2) Jul-Dic, e2635. http: //doi.org/10.33539/phai.v2112.2635

[7] Piñas Saura, María del Carmen. Pasividad creadora : María Zambrano y otras formas de lógica poética. Murcia : Universidad de Murcia, 2007. ISBN 9788483716656

[8] La fragilidad del mundo. Devaneos [Blog]

[9] Entrevista a Joan-Carles Mèlich, autor del llibre La fragilidad del mundo. Més 324. 20.04.2021

[10] Entrevista a Joan-Carles Mèlich, premi Nacional d’Assaig del Ministeri de Cultura. Més 324 28.10.2022

Leave a comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *